Yo estaba en el infierno de la moda

Mi familia llora por mi partida veo como caen lagrimas en mi cajón y pétalos de rosas marchitas, y yo solo pienso si iré al cielo o al infierno.

Una luz roja incandescente me lleva y seguramente no es el cielo a que todos anhelamos en la tierra, veo uno labios rojos y no es el mismísimo diablo, la imagen deja de ser distorsionada y puedo ver claramente un rostro arrugado , emperifollado, y desabrido. Cierro mis ojos y recuerdo aquel rosto, DIANA el diablo de la moda desde los años 30 hasta los 60 , no podía hablar mi voz era entre cortada y ninguna dijo ni una palabra por 2 minutos, tome aire y por fin pude decir hola, ella con una mirada arrogante y un poco sorprendida me pregunto.

-¿Qué haces acá? ¿ que tan mala pudiste ser en la vida terrenal para que llegaras aquí?

diana vreeland--644x362

Seguir leyendo

Odio a Grace

Odio que suene tan temprano el reloj ,quisiera poder dormir hasta mas tarde para no tener esas horrendas ojeras en mis ojos arrugados, no se por que hablo sola mirando a el techo , pero es que a veces quisiera no tener responsabilidades , dejar todo tirado y viajar por el mundo , pero bueno la realidad es otra así que hay que levantarse , me da risa que siempre que voy al trabajo tengo que pensar en que ponerme pero al abrir el armario siempre hay ropa negra y uno que otro color , y como no hoy no será la excepción escogeré la chaqueta que Alexander Wang me regalo ; mi cabello com todos los días es un desastre a veces me canso de tenerlo así y aunque la gente lo amo yo detesto peinarlo y acomodarlo pero lo dejare así.

img-grace-coddington-1_123725821487

En el taxi de camino a Vogue leo un articulo sobre mi nuevo libro y hay una pregunta muy graciosa que seguramente les gustaría que respondiera “ante un incendio en las oficinas de Vogue, ¿salvaría antes a Anna Wintour o a sus gatos?”, ay dios enserio no se quizás salvaría a los 4 son bastante delgados , Anna odia mis gatos así que tampoco creo que los 4 estuvieran juntos dice que le llenan de pelo su ropa y por eso casi nunca acepta una invitación a mi casa , y ella no entiende que mis gatos son mis hijos , los hijos que no pude tener después de tener un tour con Sassoon para presentar sus nuevos peinados por todo Inglaterra. Pues me e estampé contra el espejo retrovisor y aunque perdí la oportunidad de ser madre afortunadamente, encontraron mis pestañas.

grace_coddington_apartment_celebrity_homes_pics_handbag

Espero a la modelo que mañana fotografiara Patrick demarchelier , me desespero con estas reuniones llego una chica linda pero insípida ya me estoy cansando un poco de esta rutina de ver cientos de chicas con piernas largas sonrisa hipócrita caminando con su louis vuitton , pero no saben , siento como la tostada de esta mañana esta aun en mi garganta quiero ir al baño pero no puedo pues Patrick me da unas indicación de cómo se la jornada mañana pero tengo que salir corriendo al baño vomitar , no se que me hizo daño no se si fue el desayuno , o mi inconformidad con la vida

¿Courney mato a Kurt ?

2 DE ABRIL DE 1994

Como todos los días   ando en cicla para repartir el periódico , casi siempre me detengo o en esa casa marrón con verde oliva escondida entre pinos para ver y husmear un poco la vida de Kurt y de su querida Courtney , no lo veo pero por una venta alcanzo a ver el cabello rubio y despelucado de Love con un cigarrillo en la mano y ese labial fucsia estridente , de pronto veo que se acerca un hombre pero no es de cabello rubio , grasiento y desaliñado , si no es mas bien un hombre de cabello castaño corto le besa el hombro y alcanzo a escuchar esa canción que dice The opiate of blameIs your broken heart, your heart¨   así que supuse que se trataba de Billy pero decidí dejar el periódico  y cuando volví a ver ya no había nadie.

936full-courtney-love

Quise volver ese día por que en las noticias dijeron que Kurt había escapado del centro de rehabilitación y mi curiosidad pudo mas asi que volví para ver si el se encontraba Seattle vi algunas luces prendidas  y un hombre extraño que los observaba desde afuera parecía de película un hombre con camisa blanca y tirantes un gabán negro y un puro en la boca y aunque no me vio me monte en la bicicleta y sali de ese lugar .

kurtcourtney

3 ABRIL DE 1994

Desperté como todas la mañanas con una sensación extraña sabia que te nia que volver a esa casa , así que fui recogí los periódicos y salí a toda por la autopista hasta llegar a la casa de Kurt , la puerta del garaje estaba abierta entre con cautela mirando si estaba el hombre de la noche anterior pero no vi nada entre y vi a Kurt con basura a su alrededor , cucharas quemadas jeringas y algunos puros , parecía que escribía una carta o una canción , no lo se, pero de lo que si estoy seguro es que el no se encontraba bien estaba destrozado , aunque tenia muchos mas tiempo para observarlo decidí irme y dejarlo.

No volví los siguientes 5 días sentía que algo me podía pasar así que la cobardía y el medio pudo conmigo pero todo dio un giro que no esperaba , el 8 de abril como todos los días laborales salí de mi apartamento fui a el periódico a recoger lo que repartiría ese día , pero todo un caos le pregunte a la chica de recepción y lo único que me dijo con algunas lagrimas en su cara Kurt se suicido.

LanotadesuicidiodeKurtCobain

De morena a rubia

No se si fue la guerra quien la cambio , o si su lucha lo hizo pero de lo que estoy segura es que cambiaron muchas cosas en ella de castaña a rubia , y de zapatos bajos a tacones.

La historia de Rachel quien tuvo que pasar de una cantante judía corriente a magnificar su belleza para llegar a su cometido.

blackbook1

Sus labios rojos se pintaban con remolacha , sus ojos azules los adornaban el betún café de las botas y hasta salsa de carne asada para pintarse una vena a lo largo de la parte posterior de las piernas y así hacerle creer a los nazis que hasta tenían medias de nylon. Rachel usaba su belleza como un arma y poder seducir a el hombre nazi que le daría la libertad a ella y a su familia.

Seguir leyendo

“Debussy de la fotografía”

Adolf la huella tan indeleble en la moda, fue reconocido como pionero en su estilo.

Pero el llamado “Debussy de la fotografía” según el propio Cecil Beaton, no solo completó las características anteriores, sino también se convirtió en el primer fotógrafo oficial de moda a principios del siglo XX.

NPG P1367; Baron Adolf de Meyer by Baron Adolf de Meyer

Cuando surgieron las revistas de moda a fines del siglo XIX, la ilustración era protagonistas de las portadas, editoriales donde se mostraban las tendencias y retratos de la sociedad en general. El art decó y la bohemia de los años 20 acompañaron a diferentes nombres famosos, como George Le Pape, el mismo que retrató la moda de Paul Poiret, o Eduardo García Bonito, que llevó sus dibujos a calendarios oficiales de la revista. Los fotógrafos de moda no aparecían aun en la escena, pero en 1903 un joven fotógrafo parisino que publicaba su trabajo en la revista Camera Work fue contratado para retratar a las tendencias en ropa de aquella época. Los vestidos largos y brillantes, una luz suave y el blanco y negro más elegante, forman parte de la técnica desplegada por Meyer, quien además pudo retratar a más de un famoso en su trabajo.

Seguir leyendo

Siempre en la moda de Edna Woolman

Wintour, Roitfeld Coddington y Vreeland han sido los apellidos más renombrados de la revista Vogue, mujeres que han cumplido una labor inigualable en el mundo de la moda, las cuales han superado retos pero no uno tan grande como la guerra mundial. Para nadie fue fácil la guerra, una época llena de cambios politicos , sociales y culturales que afectaron a todo el mundo .

Carmel Snow and Balenciaga

Edna Woolman Chase debe hacer parte de esa lista de editoras para recordar en la memoria de muchos, una mujer que como lo diríamos hoy, fue tras el sueño americano y poco a poco lo logro pero no solo fue cuestión de suerte sino de trabajo, esfuerzo y de empezar desde abajo como muchos otros.

Seguir leyendo

La última sesión

La mañana de 22 de junio de 1962 Bert llegaba a el hotel Bel Air, suite 261. Él reservó allí sin saber que era uno de los hoteles favoritos de aquella chica . Desde Nueva York llevó vestidos, pañuelos, collares y varios tacones . Y encargó tres botellas de Dom Pérignon la favorita de la rubia despampanante que seria el boom de la próxima edición de la revista . La esperaron cinco horas, él y su champán. Y Marilyn apareció, sonriente, esbelta, “hermosa, trágica y compleja”, que diría él.

Auctioning Marilyn

Y se que ese dia a Bert se le olvido su vida en Nueva York ol vido su esposa y de todo lo que tenia antes de ver a Marilyn, estaba enamorado y hechizado , pues nunca creyó que era verdad lo que decían de ella,, pues se rumoraba que cautivaba y llega a hipnotizar a todo el que la veía. El sol se oponía en California y se tornaba naranja el ambiente , el alisto su cámara puso su 35 mm y la encuadro se quedo unos segundo contemplándola y haciendo una prueba de luz , le pregunto de cuanto tiempo disponían para la sesión y ella con una voz burlona le dijo el que queramos, y en ese momento el sabia que era solo para el . Seguir leyendo